El significado de SEO es Search Engine Optimization (Optimización para motores de búsqueda). Es decir, son técnicas de optimización para sitios y páginas web.

De esta manera, se busca conseguir un buen posicionamiento orgánico y generar tráfico.

Aplicar SEO en la empresa es algo fundamental para que ésta tenga visibilidad y, como consecuencia de ello, un mayor número de clientes y una mayor facturación.

Uno de los mayores objetivos de las empresas que se encuentran presentes en internet es encontrarse en las primeras posiciones de los buscadores. Para ello, es imprescindible invertir en una estrategia eficiente que permita optimizar resultados y que el negocio alcance un buen posicionamiento en base a las palabras clave.

Gracias al SEO puedes conseguir que tu sitio web aparezca en diferentes búsquedas que realicen las personas que busquen un producto o servicio con las mismas características al que ofreces.

A continuación, presentamos algunas de las ventajas que se pueden conseguir al aplicar SEO.

Atrae tráfico objetivo

El tráfico que atraerá hacia nuestro sitio web es un tráfico cualificado.

Los usuarios que llegarán al sitio web son los esperados en el momento indicado. Cuanto más tráfico se genere a nuestro sitio web, más usuarios nos conocerán y más probabilidades habrá de realizar una venta.

Aumenta la visibilidad de marca

Permite que las personas que están buscando un producto o servicio como el que ofreces puedan encontrarte, consiguiendo comenzar una relación y vínculo con ese nuevo cliente.

Nuevas oportunidades de venta

Aplicar la estrategia SEO nos genera nuevas oportunidades de venta.

Nos encontramos en el «top of mind» de aquellos usuarios que nos han conocido gracias a aplicar la estrategia y habernos posicionado en los primeros resultados en los motores de búsqueda, de manera que acudirán a nosotros.

Éxito frente a la competencia

Si somos capaces de mostrar un contenido relevante que satisfaga las necesidades de los usuarios, generaremos confianza en ellos y acudirán a nosotros en el momento de realizar una compra en vez de acudir a nuestros competidores.

Requiere una menor inversión

A diferencia de lo que muchas personas piensan, aplicar SEO no es caro.

Para aplicar esta estrategia, la inversión que se debe realizar es menor que para otras como, por ejemplo, la publicidad tradicional.

Además, se consigue un retorno mucho mayor que perdura en el tiempo, a medio y largo plazo.

Es medible

El SEO es medible, al igual que sus resultados.

Google cuenta con diferentes herramientas para realizar el análisis, ofreciéndonos datos como cuáles son los comportamientos de los usuarios, las páginas web que reciben un mayor número de visitas… de manera que nos permite mejorar o realizar cambios en nuestro sitio web.

Mayor crecimiento

El SEO ayudará a nuestro negocio en su crecimiento, ya que nos permitirá llegar a un mayor número de personas y, como consecuencia, generar una cantidad de dinero mayor.

Resultados duraderos

Los resultados que proporciona la estrategia SEO perduran en el tiempo, además de ser constantes.

A diferencia de otras estrategias como, por ejemplo, las campañas de Google Ads, SEO permite posicionar de forma permanente el sitio web, siempre y cuando el contenido sea relevante y se actualice y corrijan errores de forma periódica.

Sabiendo todas las ventajas que puedes lograr aplicando SEO, ¿a qué esperas?