A todos los que nos movemos por las turbulentas aguas del SEO nos ha pasado. Tras unas bien merecidas vacaciones, volvemos a la oficina y nos damos de bruces con la realidad: Google ha cambiado (otra vez más) su algoritmo y ha puesto patas arriba nuestro trabajo. Y es que, el verano es la época que el gigante Google suele escoger para hacer grandes cambios en su algoritmo. De hecho, la actualización del algoritmo que Google realizó en mayo, ha sido la más agresiva desde abril del pasado año.

algoritmo_seo_google

Si en abril de 2012 tuvimos que hacer frente a Penguin 1.0, este ha vuelto más fuerte y más potente en forma de Penguin 2.0. Se acabaron las prácticas a las que Google denomina “piratas”. El contenido es el rey, y eso es lo que a Google le interesa: buenos artículos, buenos

contenido_rey

gráficos, y en definitiva, buen contenido. Sólo y únicamente ese será el camino a seguir para alcanzar las primeras posiciones en el buscador.

Para comprobar que así sea, Google realiza un análisis mucho más exhaustivo de las páginas. El uso de enlaces “artificiales” viene y vendrá acompañado de las tan temidas penalizaciones de Google, que pueden traducirse en un claro descenso en lo que al posicionamiento de la página se refiere.

Tal vez este sea el cambio más importante, pero no ha sido el único y podemos contar con que tampoco será el último. Una de las últimas víctimas de Google: los dominios Premium. Y es que, tal y como ya hemos indicado, la calidad la marca única y exclusivamente el contenido.

seo_jumpy

Así que si tu web ha sufrido una caída importante en el índice de búsqueda establecido por Google, ya sabes a quien tienes que echarle la culpa.